Voces del genocidio (2)

Voces, Voces del genocidio

Genocidio armenio

El siglo XX fue esa enorme mancha de la Humanidad que “será recordada como el siglo de los campos”. En Los campos de la muerte (Salvat, 2001), los historiadores Joël Kotek y Pierre Rigoulot recorren minuciosamente la historia de un siglo de deportaciones y exterminios en un libro que nunca debió ser tan extenso. El quinto capítulo (pps. 115-135) está dedicado al genocidio armenio.

Los campos turcos a los que fueron a parar los armenios entre 1915 y 1916 no tuvieron nada que ver con la idea que tenemos de campo de concentración desde que vimos imágenes de Auschwitz-Birkenau. De todas las diferencias con los campos de concentración nazis, soviéticos y chinos, llama la atención la (no) funcionalidad de los campos otomanos. No fueron centros de trabajos forzados; no se buscaba nada de los armenios salvo un cementerio al aire libre. Los deportados que conseguían llegar con vida a los campos, los que no eran asesinados por el camino ni morían de inanición en el desierto sirio, mujeres y niños en su mayoría, encontraban un lugar en el que simplemente se les dejaba morir.

El capítulo correspondiente a los armenios incluye dos amplios testimonios. Copio unos fragmentos:

Las inmediaciones de las tiendas estaban tapizadas de cadáveres. Todos los días, se repetía este espectáculo espantoso ante nuestros ojos; por término medio, ciento veinte personas fallecían diariamente. Todo el espacio que rodeaba el campamento de tiendas se había transformado en un cementerio para los armenios. […] Con el pretexto de buscar dinero, desnudaban a la jovencitas; a algunas las mataban abriéndoles el vientre para buscar el dinero. 

Zaréh E. Ghugaian

Me acuerdo muy bien que había una familia originaria de Andrinople […] La mujer, que se había vuelto loca, arrancándose el pelo, empezó a correr en dirección al río para arrojarse a él; una de las hijas había caído, desmayada, sobre la cama, mientras que la más joven corría tras su madre. El espectáculo era conmovedor, un poco como el último acto de un drama. Se fueron recibiendo bastonazos e insultos.

Krikor Ankut

Más testimonios en la categoría “Voces del genocidio”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s