El poeta que paró una batalla

Líneas

Imagen de Tumanyan que ilustra la cubierta de ‘Heridas del viento’ / Lucas Pérez Monsalvo – Naverey

Un día como hoy, en 1869, nació Hovhannes Tumanyan, el poeta que pone Rostro a la cubierta de ‘Heridas del viento’. Comparto un fragmento de la crónica ‘El bombardeo que parecía un juego` (incluida en del libro), en la que aparece el poeta de los armenios. 

En las inmediaciones de las fronteras ocurre lo mejor y lo peor del ser humano. Es ahí donde todo se funde o colapsa, donde se mezclan los idiomas y los rasgos, donde el odio adquiere las características de un ser vivo que nace y muere.

Anuncios

Las trampas del silencio

Voces

DPP_0007

Han pasado cien años desde que Arevaluys salió del Imperio Otomano, en brazos y escondiendo el dinero de sus abuelos en los zapatos. No me atrevería a decir que se salvó del genocidio armenio. El día que la conocí, en su casa de Ereván, algo se rompió dentro de mí. Sentada en su sofá, con la mirada perdida, la anciana deslizaba entre sus manos las cuentas de un rosario. A menudo tengo la impresión de que a las abuelas les alivia rezar el rosario porque así consiguen que pase el tiempo sin pensar en nada más.

Las señoras que hacen pan para atraer la paz (y a los turistas)

Huellas

Cualquiera que haya visitado Armenia las conoce. Son las abuelas que, a diario, exponen el pan ‘gata’ a la puerta del monasterio de Geghard. Viven en pueblos cercanos y elaboran el pan en el horno ‘tonir’ de sus casas. Tan típico es de esta zona, que muchos panes traen inscrito el nombre del monasterio, además de otros dibujos que muestran la faceta más artística de estas señoras panaderas, tan famosas entre los turistas.

Lápidas que resumen vidas (3)

El arte de contar historias en los cementerios armenios

P1011677

El Khojorni, al sur de Georgia, viven y mueren armenios, azerís y griegos. De sus tres cementerios, el más antiguo quedó dividido por una frontera.

Junto al cementerio armenio, un hombre pasea a dos enormes cerdos, algo habitual en el Cáucaso. Entre las tumbas, desde fuera del cementerio, destaca la imagen de un hombre que posa, en chándal, sentado sobre un banco.

Lápidas que resumen vidas (2)

El arte de contar historias en los cementerios armenios

P1012416

Una cita del poeta Hovhannes Tumanyan recibe a visitantes y a difuntos en el cementerio de Berdavan, una aldea armenia que limita con la frontera azerí. ‘Bendito el que viene al mundo y se va del mundo siendo humano, intachable’, reza el arco de entrada. Nos acompaña Venera, la maestra de física del colegio de Berdavan. Es una mujer menuda, de ojos tímidos, gafas de científica y barbilla prominente.